San Adrian

Atravesando el pueblo encontramos unas mesas y bancos de pizarra al lado del río en un lugar que tiene toda la pinta de ser tremendamente fresco en verano, esperamos probarlo con una buena merendola.

Nada mas pasar este merendero, el camino se acaba y comienza un duro sendero de ascensión, en principio íbamos a seguir el camino marcado en el libro “20 rutas de senderismo por el bierzo” de Alberto Alfonso, pero no lo encontramos debido a la densa vegetación. Tomamos un camino de cazadores que por suerte nos llevó a la cumbre de la montaña y a enlazar con la pista que une el Campo de las Danzas con Montes de Valdueza. El camino se encuentra realmente mal, cerrado por mucha maleza y con árboles caídos en medio del camino. Pero a pesar de ello llegamos arriba, con bastante mal tiempo arriba, pero unas buenas vistas de ponferrada, aunque no pudimos fotografiar la montaña que se encontraba totalmente arropada por las nubes.

 

Monasterio de San Pedro de Montes

Tomamos dirección este, pasando por detrás del pico de Fuenfria y comenzamos el descenso a Montes de Valdueza. Un bonito pueblo emplazado en la ladera de la montaña, en el que además de su atractivo natural cuenta con un monasterio, el monasterio de San Pedro de Montes, fundado en el siglo VII por San Fructuoso. Fue abandonado tras la invasión musulmana, pero reconstruido por San Genadio en el año 895 para posteriormente volver a caer en el vacío. Actualmente se encuentra en estado de reconstrucción.

Hasta aquí el camino, de nuevo volvemos a rodar cuesta abajo sobre asfalto hasta el cruce en dirección Ponferrada, en el descenso acompañamos el transcurso de las aguas del rio Oza, el agua que bebemos aun en gran parte de la ciudad de Ponferrada.

Subiendo hacia san Adrian de Valdueza

Atravesamos Valdefrancos y llegamos al cruce inicial en el que nos encontramos de frente con San Esteban, para finalmente regresar por el mismo camino por el que llegamos anteriormente.


2 commentarios

Marcos · octubre 25, 2007 a las 11:34

Hola Ernesto,
La mejor epocá para hacerla es cuando no sea época de caza sobretodo.
Tienes razon que la zona de San Adrian a la pista esta (o porlomenos estaba) muy mal cuando la hicimos nosotros, pero a pesar del sufrimiento la satisfacción de llegar arriba y de las vistas disfrutadas merecen la pena.

Un saludo

ernesto · octubre 24, 2007 a las 01:01

reconozco haberme perdido en el camino de cazadores que enlaza con la pista que atraviesa hacia montes. pero mereció la pena. recomiendo hacerla en primavera o bien en otoño, cuando no exinstan riesgos de incendios, porque las escobas y matorrales que ocupan el sendero, en verano me dan mucho miedo (es una trampa de la que quizá sea dificil escapar). el sendero al estar parcialmente oculto, incluso desaparecido, le dan un componente de aventura y orientación, que cuando llegas por fin a la pista que baja a montes, te hace sentir muy reconfortado, por la \”proeza\” lograda. un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AntiBots *

A %d blogueros les gusta esto: