Ozuela (El Bierzo)

 

 

 

Continuamos por el pueblo hasta encontrar dos carteles que nos indican la distancia a Orbanajo y/o a Priaranza. 2kms de camino hasta llegar a Orbanajo, pero dependiendo de la época en que se recorra se puede hacer mas o menos duro, nosotros como se puede ver en las fotos, nos encontramos un considerable barrizal que nos hacia un poco más duro de lo habitual el tránsito. En los cruces de camino optaremos siempre por el principal, y en caso de duda por el que vaya la ruta de senderismo marcada por los pivotes con pico amarillo. Llegamos a Orbanajo y nos llevamos un pequeño susto con unos perros que nos hacen dar unas pedaladas al 120% de intensidad.

Bosques en Orbanajo

A la salida del pueblo tomamos el camino descendiente a la izquierda por el que recorremos un breve pero muy bello descenso entre una frondosa vegetación. El camino nos lleva a una carretera, giramos a la derecha y continuamos la ascensión hasta Ozuela. En el pueblo el camino en dirección a Rio, nuestra siguiente meta, se encuentra en dirección izquierda descendiendo, pero subimos por la derecha en dirección a la iglesia para disfrutar de una gran vista de todo el valle.

Descendemos a Rio para comer y descansar un poco, cruzamos el pueblo hasta el río donde encontramos un merendero muy acogedor a la misma orilla del cauce. Nuestro camino continúa ascendiendo en dirección a la izquierda, dejando el pueblo de Rio y Ozuela a nuestra izquierda, desde el que disfrutamos de unas muy buenas vistas.
Calles de ValdecañadaPasamos por debajo de la tubería por la que circula el agua del canal hasta llegar a Toral y regresamos a Ponferrada por el mismo camino a través de El Pajariel.Cruzamos el pueblo de Valdecañada y continuamos un rápido descenso en dirección a Toral, cuando llegamos al río tomamos el desvió a la izquierda, por un camino que transita por el valle paralelo al río, un descenso rápido en el que recomendamos tener cuidado en las curvas, ya que tras una de ellas se encuentra la pasarela sobre el río, si se viene con velocidad no da tiempo a reaccionar y os puede pasar lo que a nosotros, que refrescamos no muy gratamente los pies en el agua de el río Oza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AntiBots *

A %d blogueros les gusta esto: